24 de Abril de 2.014

El Cura
No comiences a leer si no estás dispuesto a llegar hasta el final, las cosas nunca son lo que parecen.

Basada en hechos MUY REALES

Soy Cristiano y estoy adscrito a la Iglesia Católica, simplemente porque me bautizaron sin preguntarme, realmente se supone... que cuando yo tuve conocimiento autocrítico de mi mismo, existe un rito en el que "se supone" que debía reafirmar mi firme convicción de continuar siendo católico, no fué asi, ya que pese a que todo el mundo pone mucho énfasis en el bautizo y la boda, mas que nada para vacilar "presumir ante otros" de tener un hijo, vacilar de haber cazado una mujer bonita y tener un supuesto futuro armónico con dos niños, un coche, una televisión y un perro, el rito llamado confirmación tan solo compete a un pobre chaval de diez y pocos años, lo cual suele importar bien poco a sus convecinos, por lo cual ha caido en desuso; hace ya un par de décadas que casi nadie cumple el sacramento de la confirmación, pues la mayoría de los católicos acometemos los ritos de nuestra fé como meros actos sociales, y no del alma como debiera de ser. Nuestra comunidad ha relegado este sacramento tan importante como los otros a algo prescindible... pues vaya mierda de fé, me recuerda a aquel texto que ya leí de
Édgar Punset titulado
"un Dios a medida".

Por cierto, disculpad por haberos soltado todo este rollo sin ni siguiera presentarme previamente, me llamo Félix, aunque en realidad yo no me llamo, me llama asi la gente porque un cura lo decretó según la voluntad de mis padres.

Es de suponer que los curas deben de defender la fé católica, sin embargo en este texto voy a dedicarme a criticar a unos cuantos, ¿por que? por algo muy simple, si te gusta tu equipo de fútbol y consideras injusto que hayan fichado a un chaval que cobra lo que no se merece DEBES QUEJARTE.

.
..
...

Esto no es desprestigiar tu propia empresa, si no reclamar el buen funcionamiento de la misma, conocí a un párroco que se dedicaba a recitar en mucha misas frases del tipo "en mi última conferencia..." o "tal y como reza el proverbio en latín..."  hasta que un dia me acerqué y le dije... está muy  bien que haga usted conferencias y que sepa latín, yo leo textos de filosofía en armenio y en mi última novela... parece que pilló la "indirecta". Predicaba su orgullo en lugar  de la Palabra de Dios reclamando la humildad.

Este cura me convenció para que acudiese un par de horas de lunes a Domingo para abrir la iglesia, preparar la Santa Misa y vigilar las instalaciones por 300 €uros en negro (sin declarar al estado), mientras este estaba frente a la televisión mirando los programas de cotilleos de la Tv donde fulanas de 20 años presumian de haberse follado a algún político  o juez, yo lo encontraba justo, pues dado que el sueldo medio de un español era de 1.500 €uros, esto era un sobresueldo, y que mejor que ganárselo ayudando a la instituciñon que predicaba mi propia fé; asi el cura bajaba justo tres minutos antes de la misa, predicaba un poco y se volvia a ver la tele...

Las cosas fueron a peor y finalmente me encontré sin trabajo, pasó mas y mas tiempo y finalmente perdí toda posibilidad de encontrar un trabajo, pues con la "crisis", pese a mi experiencia, títulos  y valía ya nadie me contrataba, los empresarios preferían contratar inmigrantes que se  quejaban poco al desconocer sus derechos (luego dicen que hay racismo) o minusválidos para cobrar la subvención (porteros, conductores de camión o vigilantes de seguridad con un 33% de minusvalía)...


Asi que el cura me ofreció que dejase mi piso de alquiler, el cual ya no podía pagar, para pasar a dormir en la Iglesia, el trato era perfecto (para el), un bedel vigilando sus instalaciones y espantándole a los pedigüeños 24 horas  por el simple costo de no pagar un cuartucho valorado en 200 €uros que ni siquiera tenia agua caliente, mientras tanto enviaba cientos de currículums intentando hallar trabajo, debia dedicar 24 horas a ser esclavo del cura, jardinero, informático, técnico de sonido, lampista, fontanero, chico de los recados...

El cura continuaba con sus sermones de humildad, los cuales yo conocía que copiaba de una página web, hasta que alguien que me la tenia jurada le amenazó con revelar sus turbios asuntos...

Ya da igual si el cura era un comodón, un acumulador con cientos de objetos absurdos simplemente por fetichismo que nada tenían que ver con la religión o alguien totalmente despreocupado que se dedicaba a hacer "la pelota" a interfectos con grandes posibilidades de morir presurosamente, siempre y cuando estos tuviesen dinero o patrimonio; mientras tanto me daba instrucciones para que yo me inventase alguna excusa que interrumpiese sus entrevistas con estos en menos de 40 minutods, el cura consideraba adecuado soportar las majaderías de estos moribundos siempre y cuando puediesen testar a favor de la iglesia, pero no mas allá de cuarenta minutos por semana.

Asi que el cura decidió echarme literalmente a la calle sabedor de que tendría que dormir debajo de un puente, pero era eso o que todos sus feligreses supiesen que dormia con su novio y tenia dos casas de verano.

Cogí la maleta y marché a otro pueblo, alli entré en una iglesia encontrando a un cura que dió el sermón más bonito que he escuchado jamás, lo sentía fervorosamente y cantaba como los ángeles, aunque en realidad yo había entrado en aquella iglesia porque en la calle hacía un frio que pelaba, y dentro tenían calefacción, quedé impresionado con las palabras de aquel cura sobre ayudar al necesitado sin importar el sacrificio, así que pensé "este hombre me ayudará" "hoy como caliente y no duermo en la calle", sin embargo al finalizar la Misa el cura se escondía entre las columnas intentando evitarme, al rato cuando vió que era ineludible cruzarse conmigo pasó rápido y al intentar yo hablarle, pasó rápido frente a mi y murmuró algo asi como "ttengio prrissa" y allí me dejó con la palabra en la boca; a los dos minutos apareció un bedel del cura que me dijo "por favor, necesitamos que salga, vamos a cerrar la iglesia". Afortunadamente un par de mujeres que se habían dado cuenta de lo sucedido me dijeron que esperase un momento en la calle y al cabo de un rato me trajeron dos mantas.

Estuve hablando con algunos mendigos con los que me crucé y me explicaron que un buen sistema era ir vagabundeando de pueblo a pueblo procurando que fuesen de pocos habitantes y nada mas llegar acercarse a hablar con el cura; por lo visto todos te daban cinco o diez €uritos para calmar su conciencia, eso si, al dia siguiete ya te evitan, pues su caridad se mide por momentos puntuales, asi, sabiendo que es posible que el cura te ayude solo una vez a la semana, lo mejor es cada dia hablar con uno diferente. Asi que recorrí decenas de pueblos siguiendo esta filosofía.

Me ecuentro una vez que me explican que hay un albergue para necesitados y que es una iniciativa del cura, asi que me acerco y una vez alli solo encuentro inmigrantes sin papeles, le pido alojamiento al cura a cambio de hacerle cualquier tarea y me responde que el cupo de plazas está cubierto, bajo al pueblo y una vecina me explica que en realidad aquellos residentes estan alli porque cuando llega la siembra o la cosecha son mano de obra barata, me acerco al ayuntamiento y digo "quiero denunciar al cura por racismo" "no me presta auxilio por ser blanco"... me hacen pasar a una sala y al poco aparece el cura quien me dice "vamos a hacer una cosa", "toma cuarenta €uros  para que puedas ir tirando y te marchas al pueblo de al lado donde creo que te pueden ayudar, así que hice aquello de "coge el dinero y corre".

En el pueblo de al lado, al siguiente cura le digo ¿puede usted conseguirme unos zapatos? ...los necesito para seguir luchando, y me responde ¿acaso tiene esto pinta de zapateria?. Por fortuna en aquel pueblo habían dos iglesias y me acerqué a la segunda a probar suerte, al verme, el cura me dice ¡fantástico! y me explica que la gente ya no hace donaciones ni deja dinero en el cepillo argumentando que en aquel pueblo no habían pobres ni necesitados, asi que me paseó por todo el pueblo presentándome a los vecinos mientras me exhibía como un bicho de feria ¡mirad! ¡un pobre! ¡si que existen!.

Finalmente las cosas cambiaron de repente, encontré trabajo como camarero en un pueblo y para rematar va y me tocan ochenta mil €uros en la lotería, nunca sabes los planes que Dios tiene para ti.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

.
..
...

Tras toda esta historia pasaron quince años en los que nadie supo nada de Félix, entonces Elena se puso a chatear por FACEBOOK con Conchita...

¿ Te acuerdas de Félix ? ¿que será de el?

Entonces Conchita le respondió:

No se, la última vez que hablé con el me explicó nosequé de que habia sabido de una empresa donde necesitaban gente con verdadera vocación.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


...mientras tanto, en la otra parte del país existia una parroquia que se llenaba a diario de fieles y  donde hasta los jóvenes acudian, y estos siempre se sentían orgullosos de que una cruz cristiana presidiese el comedor de su casa.
Comenta aquí
Y este cura al ver que por cada defensor de su fé encontraba setenta y cinco defensores del satanismo, ello le daba mas fuerzas para continuar predicando con el ejemplo.

(mira los créditos a partir del minuto 5'25)
Asi que este cura cada dia al irse a dormir suspiraba ...Queda mucho trabajo por hacer.