Hay gente que sabe hacer cosas, gente que no y gente que no le dá la gana,  se hacen los tontos, aunque el tonto sueles ser tu; después de todo al bueno  le llaman tonto.

Vas a casa de ese amigo que te llama todas las semanas para que .le mires  nosequé del ordenador, ya es la vez número setenta que le arreglas  exactamente lo mismo, sin embargo te continua llamando; cada vez que se lo  arreglaste te preocupaste muy mucho en explicarle con pelos y señales de  forma sencilla y entendible como se hace, sin embargo a el no le da la gana  de aprender a hacerlo, es mas cómodo hacerse el tonto y que se lo arregles  tu. Hasta que un dia te cansas y le dices que lo lleve a la tienda y le  pague al técnico, lo hace, le cobran un dineral y desde entonces casualmente  ya no ha vuelto a tener ese problema, o eso, o es que cuando le han rascado  el bolsillo es entonces cuando ha decidido aprender a hacerlo el mismo.

Estás en el trabajo y te han puesto a un encargadillo, jefe de equipo o algo  similar, vamos, un inútil como tu al que el jefe le ha caido en gracia, este  hombre no sabe hacer la O con un canuto, por ello en su tarea de dirigir,  está todos los dias diciéndote lo bien quie lo haces todo, no para de  agasajarte e incluso finge compadreo; lo hace para asi asignarte la mayor  carga de trabajo y que tu te comas todos los marrones que nadie quiere  hacer, pero tu te sientes importante y tu ego está a punto de explotar de lo  lleno de orgullo que estás por ser el mas mejor, tu encargado se encarga,  valga la redundancia de encargarte todos los encargos mientras otros  compañeros no dan un palo al agua aduciendo que no saben hacer esas cosas y  que es mejor que las hagas tu ya que eres tan fantástico. Parece que todos  son tontopillos y el único tonto de verdad eres tu.

Se te acerca un tipejo por la calle y te pide un cigarrillo, se lo das y al  poco observas como lleva un paquete nuevo en el bolsillo; ¿para que fumar  del suyo?, es mas cómodo hacerse el tonto y fingir que se siente uno  humillado ante tu poder adquisitivo, mejor se hace el tonto y finge estar  muy agradecido ante tu benevolencia por regalarle un cigarrillo. El tonto  sigues siendo tu, el tontopillo el. Esto también sucede cuando se te  engancha un amigo para iros de fiesta, de bares o a la discoteca, cuando ya  casi no te queda dinero por invitarle el tiene la cartera llena, pero finge  ser muy colega tuyo para que el tonto que paga seas tu.


Ves un mendigo y el cartel donde pone "tengo hambre" tiene faltas de  ortografía, sin embargo es extranjero y habla perfectamente su idioma de  orígen, su dialecto, el idioma de tu país y tu idioma local; pero unas  cuantas más faltas de ortografía hacen que te apiades de el o simplemente  que te sientas superior, asi que le sueltas unas monedas; el tontopillo es  el, el tonto tu, pues si le dices "vamos al bar y comemos algo" te  responderá que lo que necesita es dinero. Claro está que uno de cada millón  tienen hambre, pero afortunadamente en España es rarísimo que un pobre muera  de hambre, hay muchas instituciones que aunque sea un bocadillo de pan duro  o yogurs caducados, dan comida a todo aquel que lo pide, pasarán graves  penurias, no tener ropa decente, no tener un techo o una cama, pero hambre,  gracias a Dios no pasa nadie en España. Me encontré una vez un mendigo que  debía pesar unos ciento setenta quilos de puro músculo, con una ropa blanca  impecable, una gruesa cadena de oro con un ostentoso crucifijo y unas  zapatillas deportivas carísimas; estaba tirado en el suelo junto a una gran  cruz de cartón que había hecho y sostenia un cartel en el que ponía "tengo  hambre". A este se le veia ya demasiado el plumero, me entraron hasta ganas  de pegarle una paliza por caradura, pero valoré que este tan solo soplando  me hubiera matado.

Voy un dia por la calle y se cruza conmigo un chaval aparentemente normal  pero con la ropa bastante sucia, me interpela diciéndome ¿puede usted darme  algo para comida?, paso de largo al tiempo que digo rotundamente "no", a los  tres pasos siento remordimiento por aquello de que mi fé me obliga a ayudar  al prójimo, me giro y le digo ¡hey! ¿quieres tomar algo?, vamos al bar y te  invito...  De camino al bar le digo ¿y por que no vas a alguna de las muchas  instituciones que dan comida al necesitado? ¿sabes que existen?, me responde  "si, de hecho voy regularmente", al cabo de unos metros, de camino hacia el  bar, me dice "creo que mejor me tomaré un café, es que me acabo de comer un  bocadillo y no me entra nada", lo miro de reojo y me callo, llegamos al bar  y me dice "si acaso mejor me das algo de dinero y ya me tomaré algo luego",  le doy un billete al camarero del bar y le digo "que se tome lo que quiera  hasta este importe, de todo menos alcohol", "no le des el dinero ni el  cambio, si no quiere nada te lo quedas tu como propina"; me marcho del bar  antes de ponerme mas nervioso y le diga lo que pienso al chaval sobre su  actitud.

Tontopillos los hay por todas partes, es usual que alguien te pida que le  programes la TDT, sin embargo mientras ellos fingen ser personas limitadas  con poca capacidad para que te apiades o te sientas superior haciendo el  tedioso trabajo, ellos son unos maestros utilizando el mando y navegando por  las interminables opciones con una pasmosa y encomiable destreza; y encima con la guasa te dicen "es que yo no  valgo para estas cosas modernas" ¿modernas? ¿acaso no hace mas de cincuenta  años que existe la television? ¿pasamos de las pantallas de tubos catódicos en blanco y negro con dos botones a los plasmas con sintonizador digital en veinte minutos? ¿no han tenido tiempo de irse adaptando?

Fingen ser casi retardados mentales, mientras tu haces tareas diligentemente  ellos se mueven y hablan torpemente, total, asi el que trabaja es el tonto y  el que se toca los coHones riéndose en silencio de ti son ellos, los  tontopillos.

El tontopillo es ese elemento quien, por ejemplo al llegar al instituto o puesto de trabajo le dicen "no se puede dejar ahi la bicicleta o la moto", nadie aparca alli, pero el se hace el tonto, rie fingiendo ser retardado y aparca donde le da la gana; el tontopillo es ese interfecto que cuando llega el camión en el almacén donde trabaja recuerda que hay que barrer y coge la escoba o simplemente siente una urgencia y se va al lavabo a cagar mientrar sus compañeros se desloman descargando gruesos bultos, el tontopillo es ese que se pasó ayer todo el dia mirando al techo en la oficina y te dijo que no se aclaraba con eso de los balances, pero cuando hoy aparece el jefe no se corta un pelo en coger ese fajo de papeles con los que ayer tu te rompiste los cuernos, los lleva al despacho del director y le dice "muy buenos dias Don Matías, que buen porte luce hoy, aquí tiene los balances que nos encargó.

El tontopillo es ese indivíduo que está todo el dia recordándote la buena filosofía que rige su vida y proclama a los cuatro vientos lo bonito que es colaborar como hermanos, pero cuando toca "dar el callo" (demostrar lo predicado) casualmente desaparece o te traiciona fingiendo que se equivocó por tener capacidades limitadas.

Pues eso es lo que hay, parece ser que mucha gente tiene capacidades limitadas y unos pocos se encargan de sacarles las castañas del fuego a todos los demás, pero la realidad es que es una filosofía de vida muy extendida, me hago el tonto,hago lo que me venga en gana y que el esfuerzo lo haga otro...

Alguien diria que casi todo el mundo va de "tontopillo" por la vida, a lo que muchos le llaman "ir de listo" mientras que tres o cuatro, bien por buena fé o bien para sentirse realizados, estos si que hacen realmente el auténtico tonto sacándoles las castañas del fuego a otros. La pregunta clave es... ¿quien es el tonto y quien el listo?. Los que van de listos "los tontopillos" no dan un palo al aire esperando a que los tontos de verdad les hagan las cosas, pero pasa el tiempo, pasan las semanas y pasan los años, el resultado es que un buen dia aquel que fingía no saber hacer nada, ahora en realidad se da cuenta de que no sabe hacer nada, mientras que aquel otro que estuvo años suponiendo ser tonto porque todos le tomaban el pelo, sabe hacer un montón de cosas y las hace  con extrema precisión, tiene ámplios conocimientos y experiencia y conoce ya muy bien la psicología de los caraduras; para aquel entonces el tontopillo ya no es sino mas que un verdadero inútil sin recursos ni posibilidades mientras que el tonto que se lo hacía todo a todos es alguien muy experimentado y capaz de sobrevivir cuando las cosas se pongan difíciles.

Y ese momento, cuando las cosas se ponen difíciles, hay que tener muchos recursos, experiencia y costumbre de esforzarse para salir adelante ha llegado, se llama "crisis". ¿que hará ahora el tontopillo?.
6 de Mayo de 2.014

El TontoPillo
Comenta aquí