Asi que me detuve a pensar y me pregunté...
¿por qué los negros van por un lado, los blancos por otro,
los ex-yonquis “a su bola” y los otros crean grupitos?.

La verdad es que es un mecanismo de defensa, al igual que las tribus en la antigüedad  o  las  subespecies  urbanas,  tenemos  miedo  a  lo  desconocido  y sabemos que la unión hace la fuerza; es entonces ese el qué que de la cuestión, igual  que  la  gente  se  sienta  siempre  en  la  misma  silla  de  la  cafetería  y  es recelosa de probar platos nuevos asi obramos, vamos a lo que suponemos “lo seguro”. Pero nos olvidamos de que a caminar se aprende tropezando y que si no  nos  abrimos  a  cosas  nuevas  estamos  abocados  a  una  rutina  sombría  y sin sentido.

Llevas  pantalones  vaqueros  “made  in  USA”,  te  gustan  las salchichas alemanas y la  pizza  italiana, cuando tienes dinero vas al restaurante japonés ese donde todos son chinos,  los circuitos de tu ordenador son coreanos, bailas música cantada en inglés y algún negro  suele  rapear los  estribillos  que  tu  silbas,  tu  teléfono  está diseñado en Noruega  y  luego  resulta  que  te  alejas  de  los  que  son  diferentes  a  ti  por  desconfianza a lo extraño.











Te presupones perfecto, te autoperdonas los errores y tentaciones a las que sucumbiste,  pero  señalas  con  el  dedo  a  los  que  robaron,  se  drogaron  o cometieron faltas; Pareciera que pretendes un mundo a tu medida en el que por supuesto  solo  importas  tu, asi que  te  creas  un  Dios  a  medida.  No  somos  tontos  y sabemos perfectamente lo que está bien y lo que no, sin embargo pecamos contínuamente de egolatría, por ello ni mas ni menos que el propio Dios decidió bajar  a  recordárnoslo  y  lo  hizo  predicando  con  el  ejemplo  hasta  sus  últimas consecuencias.

Esta vida es un exámen, y como en todos los exámenes el maestro está callado y te mira muy atentamente, ¿piensas que aprobarás? .

Se sincero contigo mismo, esta vida es dura y de eso se trata, el premio no es el destino basado en una competitividad donde todo vale, el premio es el camino, luchar, reir, esforzarse, fracasar... Pero la manera de llegar al final del exámen  con  buena  nota  pasa  por  el  respeto  y  la  humildad,  solo  asi  habrás pagado el gran regalo que te dieron altruistamente, la vida.

Dijo  Dios  hecho  hombre  “amaos  los  unos  a  los  otros  como  yo  os  he amado”, quiso  este  que  fuésemos  muchos y muy diferentes,  lo hizo  como  un regalo,  pues  de  la  diversidad  se  aprende,  aprovecha  el  regalo,  aprende  de otros,  corresponde regalando   algo  de  tu  tiempo  o  conocimentos  y  aparca  el  egoismo;  la  vida seguirá  teniendo  grandes  tribulaciones,  si  asi no fuese sería  terriblemente aburrida, pero tu alma te hará sentir feliz sabiendo que haces lo correcto.

Después de todo ya lo reza un dicho japonés, “aunque el viento zarandee el cerezo,  este  seguirá  dando  frutos”,  u  otro  proverbio  árabe  “al  final  de  la partida tanto el peón como el rey acaban en la misma caja." ... y el caballo, y las torres ...y tanto las fichas blancas como las negras, o verdes si las hubieran.
23 de Julio de 2.014

Exámen de Conciencia
Comenta aquí