Erik recordaba aqullos momentos de su juventud en el que en el patio de la escuela no una  sino incontables veces había visto una chiquita que le gustaba, sin embargo nunca se  atrevía a acercarse a ella, luego le asaltaban terribles remordinientos al ver que esta se  había hecho novia del que aparentaba el mas tonto de la clase, y el sabía perfectamente  que mientras el pensaba "soy cobarde" estas chiquillas murmuraban en su interior "debe ser  tonto o no le gustan las chicas, pues mira que yo le doy pie..." Y es que generalmente las  mujeres buscan seguridad, asi prefieren juntarse con el tonto que se atreve a pedirles una  cita antes que con el guapo, fuerte o inteligente que no se atreve a acercarse a ellas;  tiene sentido, deben pensar ¿si  ni siquiera se atreve a acercarse a una chica como  afrontará la vida este cobarde? "mejor me busco otro.

A todos nos pasó algo parecido de niños y de no tan niños, asi que no es extraño que en  ocasiones nos hayamos sorprendido a nosotros mismos sintiendo nostalgia de algo que jamás  llegó a suceder; el ejemplo de los novietes quasi impúberes es solo eso, un ejemplo, en  realidad puesto que la vida es una contínua toma de decisiones es frecuente que nos  sorprendamos a nosotros mismos sintiendo nostalgia de algo que jamás llegó a suceder, ya  lo cantaba Sabina "no hay peor nostalgia que la del recuerdo de algo que nunca pasó".

Erik aprovechando que aquel dia había ido a visitar a un amigo que trabajaba en una  agencia de traducción simultánea le pidió permiso y tecleó en el aquel programa del  ordenador "NOSTALGIA", algunos botones y teclas mas y en la pantalla apareció un cartel en  el que se podía leer:



NOSTALGIA: `[referencias coloquiales] --módulo 1
--

[es]    te echo de menos, te añoro
[en]    I miss you, lonelyness without you
[jp-ni] anata ni aitai, anata ni aitakute
[cat]   et trobo a faltar, em manques



etc..

Claro que Erik continuaba dándole vueltas a la cabeza sobre este asunto, recordaba varios  episodios de su vida ¿y si no hubiese dejado aquel trabajo? ¿y si hubiese aceptado aquel  negocio? ¿y si no hubiese sucumbido a la tentación de la droga? ¿y si no hubiese  conseguido dejarla? ¿ysi, y si y si...?. 

Sin embargo asi como recordaba con nostalgia lo que en muchas ocasiones pudo ser y jamás  fué, Erik quiso ser positivo y se puso a recordar cosas que si fueron, como cuando un dia  con veinte años estaba tumbado en el sofá mirando la telemierda y pensó ¿que estoy  haciendo con mi vida? ...ni corto ni perezoso se compró un diccionario de bolsillo  castellano-inglés/inglés castellano, una mochila y se fué a recorrer mundo; pasó muchas  aventuras y desventuras pero estaba satisfecho de aquella experiencia y de todo lo  aprendido, pues el mundo es de los valientes.

Vino entonces a su mente unas frases que le repitió de niño su tio abuelo hasta la  saciedad, "si quieres peces has de ir al rio y mojarte el culo" y "a ir en bicicleta se  aprende cayendo", u otra del portero de su finca...

"En esta vida existen tres tipos de personas, los que hacen una cosa, los que hacen lo  contrario y los que no hacen nada y se miran a unos y a otros;no seas uno de los terceros.

.
..
...

Pues la vida es para eso, para vivir, o sea hacer cosas, que sombrío es simplemente seguir  vivo siendo un vegetal que come y caga y va con el culo apretado por este mundo por miedo  a que le peguen una patada. Como igual de triste es perder nuestro poco tiempo sintiendo  nostalgia de cosas que jamás sucedieron.

El gitano de mi barrio lo decía muy claro con su cultura clara y sincera "búscate la vida  que la muerte viene sola".

Erik volvió a mirar fijamente la pantalla y pensó...

Fuera musarañas, vaya tontería estar contínuamente pensar en lo que pudo haber sido ... o  no; mejor me dedico a lo que pudiera ser ... o no, solo hay una manera de agerigüarlo.  Supongo que no hay que saber idiomas para entender esta obviedad, fíjate lo sencillo que  es y lo que llegamos a complicarlo. Y pensó "menos castillos en el aire y mas emprender,  después de todo el pasado, pasado está y el futuro solo se puede determinar según lo que  haga AHORA MISMO.

Bajó a la calle y se cruzó con aquella novia que había dejado perder de jóven, esta andaba  paseando con sus dos hijos fruto de una relación posterior; la saludó y se fueron a una  cafetería, ya con una nueva percepción del concepto de nostalgia se alegró de que a su  antigua novia finalmente le hubiesen ido bien las cosas y hubiera rehecho su vida; en  lugar de generar una innecesaria tensión ambos estuvieron charlando amigableme y  gratamente sobre los proyectos de cada uno para el futuro y como estaban afrontándolos ya  en el presente.
07 de agosto de 2.014

Nostalgias del
Nunca Jamás
Comenta aquí