Canet s'Anoia era una pequeña población costera, del que antaño era un padrón de mas de dos mil habitantes se había pasado a menos de ciento cincuenta y todo esto debido a la crisis económica.

Roberto, al que apodaban "EL RUBIO" había sido el precursor de un movimiento social, dado que el 90% de las viviendas antes ocupadas tan solo unas semanas durante el período estival por pudientes snobs se hallaban ahora abandonadas, ni corto ni perezozo un día Roberto cogió un pico y un martillo y derribó el muro de una de estas para así poder acceder e instalarse cual "oKupa". No le faltaba de nada, tenía un bloque de apartamentos a su entera disposición y la corrriente eléctrica la pinchaba directamente de las farolas de la calle, alguna vez acudieron los operarios de la compañía eléctrica a desmantelar el tinglado, pero tras apreciar que a la mañana siguiente la luz volvía a estar pinchada por otro lado finalmente desistieron de tal empeño. El cartero ya asumía como "natural" entregar cartas en edificios a los cuales debía acceder a través de una puerta derribada y cuyo receptor de la misiva estaba allí en un comedor entre montañas de chatarra o incluso frente a una fogata dentro del edificio.

Ernesto andaba urdiendo como ubicarse cerca de la "unidad de prestaciones sociales", la cosa era fácil, mirase donde mirase habían decenas de bloques de apartamentos completamente abandonados, unas viviendas pertenecían a algún banco que se las había embargado a sus legítimos dueños tras años pagando y por haber faltado tres meses al recibo a causa de no encontrar trabajo, otras propiedades simplemente estaban allí abandonadas por personas que huyeron a otros países en busca de fortuna laboral, y el resto simplemente carecían de dueño legal al haber fallecido este tras años en listas de espera dentro del servicio público de sanidad, ese al que durante años les había cobrado un buén porcentaje de su nómina por parte de los gobernantes en concepto de "sanidad pública", pero que cuando fué precisa una intervención quirúrgica, esta se perdió en una larga lista de espera y nunca llegó.

Total, que alí estaba Ernesto, y siguiendo el ejemplo del popular Roberto "EL RUBIO", activó la filosofía de moda conocida como "RubioZenismo" y pensó... "solo tengo que derribar alguna puerta o pared, me instalo cómodamente en un apartamento y cada mañana acudo al centro de prestaciones sociales a que me den de comer y los enseres básicos; la idea es elegir un piso justo enfrente para no cansarme demasiado...

Así lo hizo.

Aquella tarde estaban Ernesto y Rachid charlando, Rachid se quejaba amargamente...

...Es que no hay derecho, hasta la semana pasada yo trabajaba jueves, viernes,sábado y Domingo y me pagaban muy bien... Ernesto preguntó ¿y que hacías? ...estaba en un programa de integración al necesitado, ayudaba a los del centro de acogida de inmigrantes a ganarse el futuro ¿y como? ...hacíamos talleres, les enseñaba a reciclar latas de aluminio de refresco y convertirlas en figuritas, recoger camisetas usadas y trocearlas para con las fibras hacer maceteros...

Ernesto que tenía dos carreras pensó para sus adentros "hay que joderse", y yo sin dinero ni para tabaco recogiendo colillas.

Rachid continuó quejándose y "echando pestes" de lo que el llamaba "racistas" ...¡es que dicen que ahora no hay dinero y además se han sacado "de la manga" que el Domingo es un día sacro en el que está prohibido trabajar".

.
..
...

Aquella tarde Roberto se cruzó con Isaías en el comedor social, le preguntó ¿que tal?, este respondió ¡muy bien! ¿recuerdas que estuve un par de años entre aquellas dos chabolas? finalmente hallé la solución, le pegué dos hostias a un policía y me llevaron preso

...¿y...?

¡Pues que estuve tres semanas en prisión! me diagnosticaron patología psiquiátrica de  incapacidad social y ahora estoy alojado en un piso de protección nacional, me dejan las tardes libres, tengo internet, comida y cama caliente!!!! ...y estoy ya preparando un juicio contra el estado por los dias de prisión, tengo abogado "de oficio" (gratis) y les voy a sacar un dineral... a parte de que voy a reclamar la paga por excarcelación y el paro.

...Añadió... Mucho mejor que los parásitos esos que entraron al centro de asistencia social para evitar cumplir condena y ahora se las dan de jefes sin saber hacerla "O con un canuto".

ESTA ES UNA NARRACIÓN DE FICCIÓN, POR SUPUESTO QUE JAMÁS PODRÍA DARSE ASÍ TAL ESCENARIO EN UN PAÍS TAN MODERNO Y DESARROLLADO COMO ESPAÑA... ¿TÚ QUE PIENSAS?.
RubioZenismo
13 de Junio de 2.016