la ceguera de la avaricia
March 13, 2012 at 8:55

Era un hombre avaro, era un hombre que le gustaba mucho el oro, sólo quería oro, quería tener oro, cuanto más mejor y cuanto antes mejor. Pero no tenía medios ni dinero, así que entró en una joyería, cogió un puñado de pulseras de oro y salió corriendo.

Al poco rato lo cogieron, y ya en la comisaría un policía le preguntó ¿no se dió cuenta vd. de que le iban a coger? ¡la joyería y la calle estaban llenas de gente! ¿no vió vd. toda la gente?.

El hombre fué sincero y dijo "no, yo no ví a nadie, sólo veía el oro"
.
..
...
No procede que anexe mi opinión, vd. ya se ha creado la correcta.