CAMBIO DE MODELO
February 14, 2012 at 7:32
______________________________________________________
Al final del texto hay un vídeo con una canción que lo resume,esta canción fué publicada en Mayo de 2.013,
15 meses después del texto.

______________________________________________________

Ayer ví un afilador y eso me hizo pensar mucho
...
Eres lo que tienes, eso es lo que nos vienen inculcando hace ya demasiado tiempo; tanto nos lo han repetido que habíamos llegado a creérnoslo. En nuestra corta andadura en el planeta hemos ideado infinidad de medios de control social, a fín de cuentas la idea que subyace en todo ello y no queremos detenernos a reconocer, es que el hombre es un animal social. Hemos llegado a crear cosas maravillosas y auténticas atrocidades gracias a la unidad grupal. Una persona sola no es capaz de asumir grandes objetivos, así es un instinto   el agruparse; pero claro, los grupos traen conflictos y la gente acaba diciendo aquello de “mejor solo que mal acompañado.

Para obtener un resultado efectivo del hecho de agruparse el hombre ha ideado infinidad de sistemas de control social, desde los feudos medievales, los ritos tribales, comunismo o capitalismo. Con sus sistemas de gestión comunitaria, servicios públicos, control policial... Esto sucede por que el hecho de juntarse conlleva la consecuencia de conflictos, confusiones, avaricia, tentación de obtener las cosas sin ganárselas etc.

El modelo triunfador hasta hace bien poco se llamaba  CAPITALISMO, este se basa en producir, consumir, producir, consumir. Este modelo tiene un problema de base que lo ha llevado a fracasar, se olvida de que el ser humano es eso HUMANO; esto significa que, mientras unos pocos se amoldan a las normas de convivencia del modelo establecido, la mayoría cae en la tentación de hacer trampas y coger atajos, somos humanos.

.

Atajos típicos y evidentes son Robar, timar o estafar. Pero existen otros atajos que quiebran el modelo capitalista, contra los que este ha luchado hasta perder la batalla; así se emplea la obsolescencia programada, o sea, se fabrican los productos no con un criterio de calidad si no diseñados para una duración determinada; para que haya puestos de trabajo en las fábricas tienen que caducar regularmente los productos, ya no se fabrican medias que duren eternamente sin carreras, nadie compraría unas nuevas. También se imponen modas con masivas campañas de manipulación mediática, al objeto de que los productos se queden obsoletos por no estar ya de moda, o se fabrican aparatos con formas y montaje imposible, para que nadie pueda crear un recambio o repararlo, y obligarnos a comprar un aparato nuevo al descubrir que el recambio original es más caro que el propio aparato.

Pero el capitalismo olvidó que el hombre es una máquina de hacer trampas, piratea, falsifica, se escaquea. Se lucha contra esto y el capitalismo ha ido llenándonos de objetos y necesidades falsamente creadas por un sistema cuyo único sentido es crecer. Si para se muere ...y esto es lo que ha sucedido y los grandes gestores del modelo en todo el planeta no quieren reconocer.
Segunda Parte
Al llenarnos de cosas y necesidades, la competencia ha ido generando DERECHOS para con los ciudadanos, sanidad pública, alcantarillado, policía que prevenga delitos, sistemas administrativos que gestionen este gran caos que crece, crece y crece, etc.

Pero la competición agudiza el ingenio y todos nos creemos más listos que nuestro vecino, así el modelo ha integrado un sistema de abuso y discriminación en pro del progreso (manda huevos). Hasta hace poco en los países capitalistas, los nativos disfrutaban de todos estos derechos y beneficios del sistema, alimentando al sistema con los frutos que producía su trabajo. Los empresarios comenzaron a abusar del fenómeno de la inmigración, explotando a personas que se creyeron el sueño del “primer mundo”, así los nativos pasamos a disfrutar de todos los beneficios y comodidades del sistema a cambio de acceso a puestos de trabajo cómodos, mientras que los inmigrantes hacían el trabajo sucio por salarios insultantes, negándoseles frecuentemente derechos esenciales. Para colmo, muchos empresarios no declaraban estos trabajadores.

.

El resultado ha sido demoledor, fractura social, racismo (de los de aquí para los acogidos y viceversa), los empresarios contratando inmigrantes para explotarlos y los nacionales sin trabajo, y la caja del estado arruinada por algún despilfarro de cargos públicos y la merma de ingresos procedentes de las empresas. Si antes una empresa ganaba 1.000 pagaba 200 de sueldos y 200 de impuestos que alimentaban el sistema, ahora si una empresa gana 1.000 declara 500, de los cuales paga 40 de sueldos y 20 de impuestos. Y tiene que hacerlo por que las otras empresas también lo hacen. Los nacionales son despedidos para contratar inmigrantes, que no se quejan, desconocen los derechos que los nacionales nunca nos merecimos y reclamamos, y encima cobran menos. Esto genera racismo, del nacional hacia el llegado por quitarle el trabajo, y del llegado hacia el nacional por disfrutar de privilegios que a este se le niegan.

Para colmo, hemos creado una absurda y costosa superestructura administrativa con unos objetivos muy concretos.

-marear a la gente y que desista de reclamar derechos

-colocar a tíos, amigos y cuñados

-justificar cantidades de dinero muy grandes, tanto que no se detecten los robos internos

Llegó el punto en el que el capitalismo dejó de crecer, pues los nacionales ahora sin trabajo ya no compraban los productos, el consumismo padeció recesión; ya que la mayoría de gente que trabajaba lo hacía por sueldos miserables, no podían acceder a lujos absurdos y modas; eran prácticos en día a día. ¡COLAPSO ECONÓMICO!. Para rematar, nos creemos más listos que nadie y financiamos la esclavitud infantil, mientras nuestro vecino compra un producto cuyo precio es ético, nosotros compramos el mismo de orígen chino, muy probablemente manufacturado por un niño esclavo, que nos cuesta hasta 10 veces menos, pero al fabricante le costó hasta 10.000 veces menos.

El dinero capitalista se fuga a una dictadura comunista, mientras, los inmigrantes latinos  deciden subsistir humildemente con casi nada, y envían buena parte del dinero a sus países de orígen, donde vale hasta 200 veces más. Los países capitalistas son un estanque de riqueza que se va vaciando sin remedio, y nosotros todavía exigimos tener cisnes en ellos.

Nos lo hemos ganado por creernos más listos que nadie, ser avaros, racistas y explotadores.

Que diferente hubiera sido la historia si se hubiese prohibido entrar a personas para las que no había trabajo, que ahora no les queda otra que acudir a Cáritas para no perecer, que diferente hubiera sido si se hubiese obligado a los empresarios a tratarlos dignamente con los mismos sueldos y derechos que los nacionales, que diferente hubiera sido si hubiésemos sido consumidores éticos y no comprar cosas manchadas con sangre y dolor, sólo por su precio económico.
.
..
...
Ayer ví un afilador y me hizo pensar mucho. Cuando las cosas iban bien, si un cuchillo no cortaba, lo tirábamos y comprábamos otro, esos hombres que iban por la calle ofreciendo sus servicios para afilar cuchillos habían desaparecido de las calles. Hoy vuelven a estar en las calles; también vuelven a haber costureras que arreglan ropa y han retornado otros oficios que el consumismo había extinguido.

Es seguro que lo vamos a pasar mucho peor, pero esta “crisis”, como todas, nos hará detenernos a pensar y recuperaremos algo de esa dignidad humana que con las prisas  se nos cayó al ir corriendo a comprar un iPhone4s o un iPhone4s falsificado.

Cuando gentes de piel oscura sin estudios se agolpaban en Cáritas mirábamos a otro lado, ahora que jóvenes de tez blanca con carrera e hijos son atendidos en el mismo lugar nos rasgamos las vestiduras; el próximo serás tú.

Cuando hubieron las movilizaciones del movimiento autodenominado 15-M en España ví un puñado de gente trabajando duro para encontrar soluciones, también ví decenas de miles de "perroflautas". Este término se utiliza aquí para los caraduras y vividores; las plazas se llenaron de gentes reclamando república, independentismo e incluso comunismo. Los campistas ofertaban contra la crisis cosas como pomadas milagrosas, masajes, terapias alternativas, collares y pulseras... mientras cada día se unían más niños ricos de todo el planeta disfrazados de hippies con smartphone, y se mezclaban con los traficantes que gestionaban las plazas.

¿se quejan ahora de que el gobierno haya decidido recortar derechos para facilitar a las empresas seguir existiendo y evitar la bancarrota y hundimiento del país?. Pues este gobierno recién estrenado está ahí por que el día de las elecciones los perroflautas revolucionarios que tanto se manifestaban se quedaron en sus edificios oKupados con resaca.

El cambio de modelo será de teléfono móvil por uno mas sensato, sin tantas funciones absurdas, el cambio será también normativo, recortando muchos derechos que hemos demostrado no merecer y que hacen insostenible el sistema; pero sobretodo el cambio será moral, haciéndonos volver a ser un poco más humanos y racionales.

Mira a tu derecha y a tu izquierda, esas dos personas se quedarán sin trabajo este año. De aquí dos años una de ellas vivirá mas feliz que ahora, disfrutando su pequeño patrimonio y mirando a otros con respeto y empatía. Probablemente tú también te quedes sin trabajo.

¿vas a ponerte las pilas y poner de tu parte para superarlo? ¿o vas a seguir gritando, manifestándote, reclamando subvenciones, subsidios y ayudas mientras te compras cosas innecesarias y criticas a los inmigrantes?.

En España hace ya años que gobiernos de izquierda y de derecha permiten una masiva entrada de inmigrantes latinos, a sabiendas de que el mercado laboral  es incpaz de darles trabajo a todos ¿por qué?

por que primero tienen hijos y luego piensan en los lujos; estos hijos reciben ayudas estatales, crecen, pagan impuestos y contribuyen al sistema. Mientras tanto, los españoles primero nos compramos un coche, luego un piso, luego buscamos un trabajo fijo, y los hijos casi nunca llegan. Pedimos servicios y derechos al estado, pero no contribuimos con prole que pueda mantener el sistema.

El cambio de modelo será muy duro, pero si cambias tu manera de pensar, eso te facilitará las cosas.