VALE LA PENA
December 20, 2011 at 0:16

Hoy lunes me he asomado a Cáritas en mi Parroquia, regalaban un lote de productos alimenticios y otros caprichos comestibles para que los más desfavorecidos dispongan de una alegría extra en estas fechas que les haga olvidar por unos instantes su dura tragedia.

He observado atónito como un indivíduo con notoria salud, gordo y ufano cargaba este lote en su flamante coche perfectamente limpio recién salido del autolavado; mientras lucía ropa de marca y respondía a unas cuantas llamadas en su teléfono móvil de última generación, el cual no tiene ni puta idea de cómo funciona pero le agrada hacer ostentación del mismo.

HE SENTIDO RABIA

He conocido otros caso similares, como un pedigüeño que me encontré en la puerta de mi Parroquia, el cual me explicaba que frecuentemente ayudaba en la misma (MENTIRA) jamás le había visto el pelo, pero este "listo" pretendía quitarse competencia suponiendo que yo era un pobre que le podía quitar parte de las limosnas, Este mismo hombre acabó explicándome que recientemente había percibido una fuerte suma de dinero y que percibía una prestación estatal. ...no obstante (ya que en la puerta de la iglesia dan dinero gratis...).

He conocido casos diametralmente opuestos, Hace unos meses me ví en la miseria y acabé acudiendo a un comedor social del consistorio municipal; nuestro ayuntamiento es MUY GENEROSO, permite que acudas TRES DIAS AL AÑO a comer gratis sin dar explicaciones (sólo una comida). Allí me encontré con un hombre que escondía parte de su comida en los bosillos, tras una charla me explicó que el había conseguido una autorización que le permitía comer todos los días gratis, por lo que guardaba la mitad para su novia, que no tenía dónde comer. Fué tanto mi coraje que le dí parte de mi ración pese a estar yo hambriento y débil.

Es verdad que existen "GORRONES" que viven del cuento, mientras lucen lujo y derroche a la vez que abusan de las buenas personas para que les financien la comida. PERO TAMBIEN ES VERDAD aquello del pastor que se alegra por recuperar a su oveja perdida pese a tener cientos en buen cauce.

Aunque existan MUCHOS CARADURAS que abusan de los servicios de caridad, simplemente con saber que se ha ayudado a UNA persona realmente necesitada, YO ME DOY POR SATISFECHO; estas personas que se creen muy listas dedicando sus recursos a vicios y lujos, delegando las necesidades básicas en CÁRITAS tienen el alma VACÍA.

En cambio, me repito al decir que VALE LA PENA; con que sólo sea una persona REALMENTE necesitada a la que se ayude de cada 100, cualquier esfuerzo es poco.

VALE LA PENA.