Historia basada en hechos reales, se han cambiado y omitido datos clave y nombres para preservar la identidad del protagonista.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Eran los años cincuenta, Marga y Ángeles se conocieron, eran dos chicas con sus ilusiones de la edad jovial, Marga estaba  terriblemente enamorada de Juan pero este ni la miraba, pues ella era poco agraciada. Eran dos chicas jóvenes, en esa edad  en que se aferran a amoríos platónicos. Marga al verse despreciada por aquel chaval se sintió defraudada, no obstante  persistió e insistió con ahínco, pero este jóven finalmente se marchó a vivir a la otra parte del país. En un último  intento ängeles convenció a Marga para emprender un largo viaje e ir a la nueva ciudad donde vivía este jóven, en la  futil esperanza de que al reencontrarse, este chico impresionado por su gesto aceptaría ser su pareja; mas no fué como lo  habían proyectado, al llegar al lugar el jóven la despreció y tuvieron que volver a casa desoladas.

Pasaron los años y estas dos chicas fortalecieron sus lazos de amistad, eran amigas inseparables y se consolaban  mútuamente las penas, hasta que Ángeles encontró a un chico con el que se casó; aquello no fué el final de su amistad,  pues este mozo la dejó abandonada con un hijo que criar. Mientras tanto Marga se había centrado en los negocios  familiares olvidándose de amoríos y toda esperanza de formar una familia, ya que pese a su fortuna era francamente poco  agraciada físicamente.

Resultó entonces que estas dos mujeres se marcharon a vivir juntas para hacerse compañía y se dedicaron a darle todos los  lujos y caprichos a aquel niño, pero cuando este creció, pese a tener grandes estudios y formación no conocía el valor  del esfuerzo, estaba acostumbradoa que le regalasen todo lo mejor, y si no era lo mejor lo despreciaba; era un niño  mimado de treinta años, asi que iba de vicio en vicio y de mujer de pago a mujer de pago, hasta que un dia una de estas  se presentó en su casa y le dijo "aqui te dejo esto, es tu hijo y tiene dos años".

Eran ya casi los años ochenta, aquel hombre no estaba capacitado para asumir responsabilidad alguna, asi que delegó todas  las responsabilidades en su mamá Angelines, cogió la maleta, desapareció para que nadie le reclamase responsabilidades y  nunca jamás se supo de el. se quedaron estas dos mujeres en aquella casa para cuidarlo junto a sus nuevas tres  hermanastras, pues si bien en aquella época las parejas de dos mujeres no podían adoptar, las que poseían dinero si que  "acogían" a niños y niñas; asi aquello aparentaba una familia de verdad, con tres niñas, un niño y, en este caso dos  mamás...

pero el niño había llegado a la fuerza, estas dos mujeres hasta la fecha habían vivido muy  bien  su sueño rosa,  habían encontrado una pareja con la que compartir vida y  cama, disfrutaban de todos los lujos y tenían a sus tres niñas a  las cuales exhibían como mascotas; el niño ahora venía a ser algo molesto. Lejos de rechazarlo, puesto que era nieto de  una de ellas decidieron educarlo igual que a sus tres niñas, aquí  comenzó el despropósito.

Para la celebración de los Reyes Magos le regalaban algún coche de juguete, pero al igual que a sus niñas también le  regalaban cocinitas y muñecas que lloraban, reian o cagaban; el niño se dedicaba a utilizar los utiensiios de las  cocinitas como proyectiles o barricadas en imabinarias fugas de un superhéroe en el cochecito de plástico, luego este  niño se armaba de unas tijeras y dos cuchillos y desguazaba las muñecas para aprovechar los motores de dinamo de estas  para añadir tracción a aquel ridículo coche, que a todas luces valía cien veces menos que las muñecas que le habían  regalado, y que por supuesto al niño ni le llamaban en absoluto la atención.

Iban pasando los años y este niño se sentía inseguro y desplazado, las mamás tenían gusto y capricho para todos los  parabienes que sus niñitas solicitasen, en cambio a el se lo miraban de reojo, tal es el asunto que cuando llegó el  momento de hacer la Primera Comunión los cuatro hermanos la celebraron juntos; ello sonaría fantástico si no fuese porque  estas señoras decidieron previo soborno al cura que lo hiciesen en la iglesia del colegio de monjas exclusivamente para  niñas... Aquel dia todo el barrio ruboreaba "anda, un niño gay". Por supuesto las niñas tuvieron un vestido de princesita  hecho a medida y el chaval tuvo que pasar por el aro y enfundarse el traje de marinerito más barato que se pudo  encontrar, bastante afeminado por cierto.

El pobre chaval de momento no percibía la situación, pero a medida que fueron pasando los años fué abriendo los ojos.

A la hora de comer siempre había un escueto plato de verduras con algunas patatas fritas congeladas, de esas que  contienen una pasta en la que no hay patata, rara vez a la semana alguna salchicha de Frankfurt, alguna vez el chaval se  había quejado y sus mamás le respondían que aquello era "muy sano", pero la realidad era que sus mamás luego marchabn a  media tarde al restaurante a comer suculentas parrilladas de carne o marisco, y les daban algunos dineros a las niñitas  para que pasasen la tarde, dineros que gastaban alegremente en McDonald's y otros lugares de comida basura; por supuesto  al niño nunca le daban ni una triste moneda, alegando que les habían contado que los chavales iban a los salones de  juegos a comprar drogas...

Asi que aquel chaval tenía pocas ilusiones, pues en realidad cuando las había tenido no encontró apoyos ni presupuesto,  era un chaval retraído, cobarde y tímido, aparte debido a su alimentación era escuálido y sin ánimos para nada; una vez  el extremo de infraalimentación llegó al extremo de que en medio del aula se desmayó por una bajada de presión, los  profesores lo llevaron al despacho del director donde acudió un médico dictaminando que aquel niño tenía serios problemas  alimentarios, que debería comer el triple y comer carne como mínimo tres veces por semana. Al ser interpeladas las mamás  respondieron que el chaval era rebelde y se negaba a comer, por lo que lo enviaron al psicólogo, además al director del  centro no le quedaba otra que creer su versión, pues tenían a tres niñas y un chaval matriculados y pagaban puntualmente  las cuotas.

Alguna vez el chaval se rebelaba contra injusticias y despropósitos comparativos que en aquel "hogar" sucedían, era  frecuente que sus tres hermanas se aliasen para robar del bolso de las mamás  luego corrían a decirle a estas que había  sido su hermano, entonces cuando este decía que eso era mentira y que registrasen a las niñas, al descuido cuando las  mamás no miraban una de las niñas se ponía a gritar y llorar diciendo que su hermano le había pegado; no eran necesarias  pruebas, las dos mamis lesbianas arropaban a su niñita y castigaban al chaval sin cena ni desayuno. Total, que habiendo  pasado los años las niñas estaban gordas y sanotas mientras el pobre chaval parecía una modelo de pasarela. Esto le  causaba no pocos problemas en la escuela y su limitada vida social, es conocido que a esa edad los "chulitos de clase"  golpean e intimidan a los más debiluchos entre sus compañeros para demostrar su supuesta hombría, este chabal siempre era  humillado y minguneado, y claro está, dado su aspecto esquifido las posibilidades de que alguna chica se fijase en el era  nula.

Todo ello tenía como no podía ser de otra manera, la otra cara de la moneda, el chaval descubrió el armario donde sus  mamis escondían las longanizas, los jamones y los bollos, asi que consciente de que lo alimentabn con menos cantidad que  al pez del acuario, no dudaba en coger a escondidas algo cuando el estómago le dolía; una vez Ángeles lo descubrió  comiéndose una madalena, algo que se supone que no existía en aquella casa, pero que sin embargo el había cogido de aquel  armario para mitigar sus contínuos dolores de barriga... lo castigaron a tres dias sin comer ni ver la televisión tras  unas cuantas tortas y guantazos, además durante esos dias le repetían contínuamente con marcado desprecio ¡ladrón!. Por  otro lado, en la escuela de vez en cuando, harto de "collejas" risas, humillaciones, insultos y sabotajes simplemente por  ser delgado y tímido, a veces explotaba, esas situaciones eran algo realmente peligroso, entonces ya no era un grupito de  cinco chulitos que lo golpeaban y se reian, cuando explotaba comenzaba a "repartir", y daba igual entonces que fuesen  cinco o cincuenta los chulitos, pegaba patadas en la cara, rompía muñecas y hacía salir corriendo a los matones, en una  ocasión lesionó a uno de estos quien estuvo ingresado varios dias en el hospital bajo el peligro de perder un ojo. Las  mamis lo arreglaban siempre todo igual, diciendo que el niño era conflictivo, que lo mejor era darle menos comida para  evitar tener un macho peligroso en la casa y mandarlo al psicólogo para que le recetase psicofármacos que lo mantuviesen  a ralla.

El chaval se negaba siempre a ir a ningún psiquiatra, hasta que un dia decidió acudir, tras exponer Marga lo conflictivo  que era el chaval al médico, este le dijo ¿puede usted dejarme a solas con el chico?, entonces le preguntó  al chaval su  versión y una vez escuchada llamó a Marga y le dijo "parece que este chico está siendo educado inadecuadamente y el trato  que se le da es el adecuado al de un futuro hombre", "desearía hablar en una próxima visita con usted y su pareja", Marga  cogió bruscamente al chaval de la muñeca y se marchó no volviendo mas; sabía que ellas pretendían un efebo afeminado y  que no lo iban a conseguir, y que en contrapartida si el médico constataba la situación familiar podían perder la  irregular custodia de sus niñitas, y todo por culpa de aquel "machito" que su nieto le había endosado.

Sucedió que una vez iba toda la familia a uno de los chalets de vacaciones que tenían, se detuvieron a medio camino en un  pueblecito a descansar, bajaron del coche y allí había una juguetería, ante la insistencia del chaval y sus hermanas  entraron y el niño vió un coche de aquellos de juguete hecho con chapa, al preguntar al vendedor este responció que valía  cien pesetas, pero que por doscientas cincuenta podía comprar un paquete especial que traía diez distintos las mamis le  compraron el coche de cien pesetas, sin embargo compraron un vestidito de muñeca cuyo costo era doscientas pesetas para  cada una de las tres niñas. Al llegar al chalet las dos mamis decidieron que podrían apuntar a sus hijitas a una  actividad tipo cursillo, asi ellas podrían irse a tomar algo a una heladería sabiendo que tenían las niñas a buen  recaudo; apuntaron aos cuatro  a unos cursillos diarios de ballet clásico y el niño se negó a acudir,  así que mientras  las tres hermanas bailaban y las mamis se iban a la terraza de la heladería cerraban la casa y el niño debía esperar unas  horas en el jardín.

Al volver de estas vacaciones las mamis decidieron también inscribir a su prole en actividades extraescolares, el chaval   estaba deseoso de apuntarse a karate, primero porque estaba de moda entre los chicos de suedad, perosobre todopara  intentar paliar el que todos se riesen de su extrema delgadez, y asi que no lo tomasen por un debilucho, sin embargo esta  vez, de nuevolas mamis decidieron lo que era mejor para elniño y  lo apuntaron a unos talleres de costura creativa; no  acudió nunca y fué reprendido durante largo tiempo lo que según sus mamis había sido "hacerlas tirar el dinero".

Puesto que era el menor frecuentemente heredaba los libros escolares y  alguna ropa de su hermana un año más mayor,  siempre llevaba algún jersey con cuello  de pico, típico de las niñas, pues las convenciones sociales por aquella época  dictaminaban "rosa para las niñas y azul para los niños" y "cuello de pico para las niñas y redondo para los niños". Una  vez lo pasó muy mal al estar en casa de un amigo jugando y al llegar este algo borracho comenzó a hacer burla llamándole  mariquita. Episodios similares sucedían a menudo, un dia cogió un diccionario y leyó:

Femenino~~~> Débil, sensible

Varonil~~~~>  Fuerte,poderoso

Decidió apuntarse a un  gimnasio, pero al no tener ingresos propios dependía de que sus mamás pagasen las cuotas, asi que  lo inscribieron a clases de gimnasia sueca y yoga, el se escapaba a la sala de musculación con la esperanza de ganar algo  de volúmen, pero comiendo verduras y ensalada era tarea imposible, así que lo dejó.

En la escuela era obligatoria una revisión médica anual y en una ocasión le detectaron fimosis, algo frecuente a su edad  y cuya operación es rápida y gratuíta por los servicios sanitarios de la Seguridad Social, sin embargo las mamás  determinaron que eso ya se curaría solo... Llegaron los 18 años y en chico acudió a su médico de cabecera, pues con las  erecciones padecía bastantes dolores, además ello le impedía cualquier intento de relación sexual. A las pocas semanas  fué ingresado para ser operado, no había dicho nada a su familia y sus mamis al no verle llegar a casa para dormir  finalmente lo localizaron en la clínica cuando ya había sido operado; se pusieron muy enfadadas alegando que estaban  preocupadas por su paradero, pero el sabía que ese no era el motivo, pues en algunas otras ocasiones este había faltado  de casa varios dias y nadie lo había ido a buscar, en realidad el recordaba perfectamente cuando hacía dos veranos  discutió por queres comer carne por ni siquiera olerla hacía meses y tras ser recriminado se marchó de casa, estuvo casi  dos semanas durmiendo en la calle y cuando finalmente volvió a casa Ángeles le dijo ¿que haces tu aqui?.

Con veintipocos años sus hermanas cogíann muchos fines de semana las llaves de alguno de los múltiples chalets de la  familia y montaban allí fiestas sin supervisión de adultos, en una ocasión el chico pidió las llaves de un chalet a sus  mamás y se la negaron, tras una discusión argumentando que era mayor de edad y que tenía derecho a hacer lo mismo que sus  hermanas le permitieron coger las llaves, aunque el verdadero motivo por el que se las concedieron fué que les dijo que  iba a pasar dos dias con "su mejor amigo"... La discusión fué grande cuando se enteraron de que en realidad había ido con  una amiga.

Pasaron los años y el chico ya crecido descubrió una cosa, con veinte años ninguna chica quería nada con el, buscaban  hombretones fuertes y musculosos y cuando el le decía a una chica "vamos a mi casa" ninguna estaba interesada, sin  embargo con treinta las tornas habían cambiado, las mujeres solteras de esa edad ya no se fijaban en los músculos, mas  bien tenían prisa por juntarse con alguien y eran ellas las que le preguntaban ¿vamos a tu casa? ¿es tuya? ¿la tienes  pagada?. Pero estas chicas no eran ya las que le interesaban, continuó buscando y finalmente cuando ya no buscaba acabó casándose con una mujer no muy  guapa

...pero había amor, del cual surgieron un niño y una niña que si tuvieron  papá y mamá.

Una tarde uno de aquellos niños llegó de la escuela francamente atribulado y el papá lepreguntó ¿que te sucede?, el niño respondió "papi, en la escuela  hoy nos han explicado que existen "familias de muchos tipos", que es perfectamente "natural" eso de que algunos niños en lugar de papá y mamá tengan dos papás o dos mamás, pero yo no lo acabo de entender.

El papá cogió a su hijo de la mano, lo llevó junto al ordenador y le dijo no hijo no, eso no es natural, lo natural es lo que determina la naturaleza, no los juzgados ni los cirujanos, lo natural es que un hombre conoca a una mujer y de su amor salgan niños  o niñas; y pese a que su hijo era muy joven le enseñó una noticia que acababa de leer en Internet.
























..
16 de noviembre de 2.013

Dos Mamás
Comenta aquí
Textos relacionados:

SEXO MODERNO 3
http://www.alertadigital.com/2013/04/29/dos-lesbianas-de-estados-unidos-transforman-a-su-hijo-adoptado-en-una-nina/

Aquella tarde el padre se sentó preocupado frente a la televisión y miró el videoclip de moda entre los compañeros de clase de su hijo.